Womens on Mavi Marmara

Dos barcos, Amal y Zaytouna,navegarán a mediados de septiembre con el fin de alcanzar la Franja el 1 de octubre y desafiar el bloqueo israelí.

En uno de los barcos estará la premio Nobel Mairead Maguire.

por Giovanni Vigna para NENA News (Near East News Agency)
Mantova, 22 de Junio de 2016

“Mujeres Rumbo a Gaza” zarpará a mediados de septiembre hacia Gaza. Quieren llegar a la Franja el 1 de octubre. Una tripulación femenina conducirá los dos barcos, “Amal – Esperanza” y “Zaytouna -Oliva”, con el fin de desafiar el bloqueo ilegal que Israel ha establecido en la franja, donde están atrapadas 1,8 millones de personas. La población palestina vive aislada del mundo, en una especie de limbo, en situaciones de emergencia humanitaria, sin ninguna oportunidad de recibir ayuda de otros países, a excepción de lo permitido por el gobierno israelí.

Como en expediciones anteriores de la Flotilla de la Libertad, cuyo objetivo es romper el asedio israelí y llegar a Gaza por mar, las activistas del proyecto “Mujeres Rumbo a Gaza” cuentan con una reacción violenta por parte de las fuerzas de ocupación israelíes (FOI).

«A decir verdad, no creemos que la marina israelí vaya a ser menos agresiva y violenta con una tripulación femenina. Desde luego así lo esperamos, y uno de los aspectos más importantes de nuestro proyecto es hacer hincapié en que somos pacíficas, pero también conocemos la trayectoria de las FOI y realmente contamos con recibir el mismo trato brutal que aquellos que nos han precedido », afirma Wendy Goldsmith, activista de la Flotilla de la Libertad. Goldsmith es también miembro del Comité Internacional de Comunicación y del Comité Directivo del barco canadiense a Gaza.

No ha sido aún revelado el puerto del que zarparán los barcos, pero será en algún lugar del Mediterráneo: «Haremos escala en varios puertos antes de zarpar hacia Gaza. Tenemos la intención de llegar a la Gaza el 1 de octubre. Dos barcos harán el tramo final hacia Gaza. Antes de ello, muchos barcos navegarán junto a nosotros elevando la conciencia sobre las condiciones en que viven los habitantes de Gaza».

Los nombres de las miembros de la tripulación no se han publicado todavía, pero la organización han confirmado que será una representación internacional de mujeres. La tripulación se compondrá de valientes marineras y mujeres que se oponen al bloqueo ilegal.

Entre las delegadas confirmadas se encuentran la premio Nobel (1976) y activista por la paz de Irlanda del Norte, Mairead Maguire, y la miembro del Partido Verde del Parlamento neozelandés, Marama Davidson.

«Otras delegadas se darán a conocer en las próximas semanas. Nos detendremos en varios puertos antes de zarpar hacia Gaza. Aún no hemos dado a conocer los nombres de los puertos en los que haremos escala, pero podemos decir que habrá tres o cuatro en el mar Mediterráneo», dice Wendy.

En cada puerto donde fondeen, los activistas colaborarán con organizaciones locales, en particular con grupos de mujeres, para realizar actividades de sensibilización y pedir a la gente que navegue junto a ellas hasta el siguiente puerto.

Las activistas del proyecto “Mujeres Rumbo a Gaza” organizaron un concurso para nombrar a los barcos: «Amal simboliza la esperanza que llevaremos a las costas de Gaza y Zaytouna se refiere a la fortaleza del olivo, el árbol de la vida en la agricultura palestina. En nuestra misión, pretendemos transmitir el espíritu del Día de la Madre, que fue originalmente una campaña contra la guerra».

La opinión pública internacional está interesada en el proyecto “Mujeres Rumbo a Gaza”. La ocupación israelí es un tema generalmente ignorado, subestimado y, a veces, falseado por los medios de comunicación. Gracias a la combinación de estrategias globales utilizadas para tratar de poner fin al bloqueo ilegal, incluyendo la campaña BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) y las acciones sobre el terreno, las activistas están alzando una voz colectiva. «Nuestro proyecto – afirma Goldsmith – es único en el sentido de que pone de relieve el papel de la mujer en la lucha palestina y conecta a las mujeres en Gaza con otras mujeres en todo el mundo. Hay una gran sabiduría, y con frecuencia sin explotar, en la conectividad de las mujeres y este proyecto hará hincapié y fomentará estas conexiones mucho después de que los barcos hayan navegado ».

El proyecto “Mujeres Rumbo a Gaza” tiene como objetivo romper el bloqueo ilegal de Gaza. Las organizadoras creen que pueden hacerlo. Pero más allá, su deseo es crear conexiones, compartir su esperanza, su determinación y su compromiso con la resiliente población de Gaza, y a la vez sensibilizar sobre la manera en que los gobiernos occidentales son cómplices de la destrucción continua de toda una población.

Muchas activistas y académicas creen que la ocupación israelí es comparable a las políticas de apartheid de la Sudáfrica anterior a 1994. «Si nos fijamos en los orígenes de la palabra “apartheid”- explica Goldsmith – nos percatamos de que significa una política o un sistema de segregación o discriminación por motivos de raza. El muro del apartheid entre Palestina e Israel es una clara indicación de que el gobierno de Tel Aviv ha creado un estado de apartheid. Desmond Tutu, obispo  anglicano de Sudáfrica, amigo de Nelson Mandela y ganador del Premio Nobel de la Paz en 1984, dice respecto a la lucha palestina por la liberación: “Desde 1967 Israel ha detenido a más de 850.000 palestinos en el más chocante ejemplo de detenciones arbitrarias masivas en la historia contemporánea. Se ha detenido a dirigentes, militantes, académicos, periodistas, niños, mujeres, ancianos y defensores de los derechos humanos en un intento de romper la voluntad de todo un pueblo que lucha por la libertad y la independencia”».

Campañas internacionales no violentas como la Flotilla de la Libertad y el proyecto “Mujeres Rumbo a Gaza” son eficaces en la lucha contra la ocupación israelí porque muestran al mundo que hay otras maneras, más allá de la violencia, de decir la verdad al poder y mostrar nuestra solidaridad con las personas oprimidas: «Cuando actuamos de esta manera, estamos operando fuera del paradigma dominante de control y coerción y estamos diciendo que la aceptación y la comprensión son el verdadero camino para salvar este planeta de la autodestrucción».

Hace unas semanas, activistas de “Mujeres Rumbo a Gaza” participaron en una reunión en el Parlamento Europeo en Bruselas y planificaron las etapas siguientes en la misión: «Los detalles respecto a las delegadas e itinerario de la ruta se darán a conocer en breve. Quedamos encantadas de haber conocido a muchas miembros del Parlamento Europeo que apoyan plenamente nuestros esfuerzos. Les hemos pedido que hablen de nuestro proyecto en sus circunscripciones, les pediremos que firmen una declaración de apoyo y algunas de ellas se unirán a nosotras en los barcos ».

Nena News 
El artículo original aquí
In italiano aquí

Foto por Kevin Neish